Confederación Argentina de Futsal

PARA LOS AMIGOS DEL MUNDO

0

República Argentina, agosto de 2020.-

Estimados amigos:

                                La presente solo tiene la intención de hacerles llegar un mensaje alentador y esperanzador en medio de este fenómeno inédito que hunde al mundo irremediablemente en una profunda crisis sanitaria, social y económica.

                                 Sabemos que de esta crisis, vamos a salir con  heridas y daños colaterales, según la magnitud de nuestra organización. Sabemos que volveremos, pero que nuestra vuelta será con mucho esfuerzo y que para intentar volver al lugar donde estábamos antes del COVID 19 vamos a necesitar un plazo no menor a los dos o tres años.

                                  Nuestro éxito en la post pandemia solo será posible si tenemos capacidad de adaptación, de organización, de creatividad y especialmente de solidaridad.  “La nueva normalidad” no permitirá que en ningún lugar del mundo sigan funcionando procesos marcados por el individualismo.

                                  Este nuevo tiempo, nos enfrenta a un paradigma totalmente diferente a lo que vivimos hasta ahora, tal es así, que muchas de las organizaciones que antes de la pandemia estaban transitando por caminos de crisis y especialmente aquellas que carecían de planes  de desarrollo, sin  ninguna planificación y sin tener definido un destino a futuro, serán las que más posibilidades tengan de desaparecer.     

                                    Estos nuevos desafíos que enfrentamos exigen de nosotros, por un lado, “gestos de desprendimientos  y  de  grandeza” y por el otro lado, disponer  “de personas capaces de enfrentar la crisis y especialmente que tengan la capacidad de integrar eficientes equipo de trabajo”.

                                      Para que nuestra nave en estado de emergencia, no zozobre, no alcanza la experiencia de un Capitán, para salir de la tormenta se necesita de una gran tripulación capacitada y confiada en que la nave va por la ruta adecuada y que con esfuerzo, más adelante nos esperan las aguas tranquilas de buenos mares.     

                                        Me permití escribirles porque creo que, como me pasa a mí, en estos tiempos de aislamiento, necesitamos de una comunicación, de un aliento y  por sobre todo de una muestra de afecto.

                                         Con la intención de decirles que tenemos que estar tranquilos porque con seguridad vamos a salir de esta crisis, porque todos somos Dirigentes de lucha, de trabajo y de sacrificio, a los que nadie les regalo nada. No tenemos que dudar de que si trabajamos unidos y organizadamente, la tarea está condenada a ser exitosa.         

Con el mayor de los afectos.

Pedro R. Bonnettini

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.